the frog of salamanca

El misterio de la rana de Salamanca

Salamanca es una ciudad en la que tenemos multitud de opciones para estudiar,  de hecho, su universidad es uno de los referentes a la hora de buscar sitios de calidad para la formación. Además, su edificio despierta un gran interés entre los turistas por la figura de la conocida rana de Salamanca muy pequeña que está presente en la fachada, de tal manera que su búsqueda es una auténtica tradición porque se dice que quien la encuentra tendrá buena suerte a partir de entonces.

 Vamos a hablarte del origen de este mito y de todo lo que puedes aprender en Salamanca si eres un extranjero que reside en esta ciudad o quieres pasar unas vacaciones aquí y aprovechar tu tiempo al máximo para aprender español.

Origen de la tradición

“¿Has encontrado la rana?”. La pregunta es obligatoria para todo aquel que dice haber paseado por el centro histórico de Salamanca. El mito en torno a la rana de la Universidad de Salamanca, en la calle Libreros, ha trascendido fronteras y se ha convertido en toda una incógnita para los visitantes, que pueden pasar minutos y minutos observando cada detalle de la fachada hasta conseguir localizar al animal. Basta que alguien señale con su dedo índice hacia una dirección para que todas las miradas se dirijan hacia el mismo punto… pero lo mejor es que centres tu búsqueda siguiendo tu propia intuición.

Si no quieres recibir ninguna pista, te avisamos: ¡no sigas leyendo! Aunque estamos seguros de que has oído hablar de la famosa calavera en la que está sentada la rana, de hecho, en todas las tiendas de regalos turísticos de la ciudad encontrarás figuras e imágenes que relacionan a ambas. Lo cierto es que la tradición se remonta a la época de la Inquisición (siglo XV) y su significado, tras muchos estudios durante años, parece que ha visto la luz.

El conjunto de la rana y de la calavera tiene así un tono de burla hacia el proceso inquisitivo. El cráneo representa a uno de los hijos fallecidos de los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, mientras que el batracio hace referencia a la imposibilidad de la resurrección, algo que solo puede ocurrir “cuando las ranas críen pelos”, es decir… nunca.

Sin embargo, la cantidad de suposiciones sobre esta rana es infinita y quizá tú tengas la tuya propia. Si es así, ¡queremos escucharte! Aprovecha tu estancia en Salamanca para recoger información, pedir el mejor deseo frente a la fachada de la Universidad y, sobre todo, para contemplar cada elemento de la composición, ya que encontrarás auténticas maravillas talladas, de estilo plateresco, gracias a la excusa de buscar la rana.

Una vida estudiantil llena de curiosidades

De todos modos, si eres una persona a la que le gusta la historia, la cultura y el patrimonio y vas a estudiar en Salamanca, no deberías dudar ni un solo momento en visitar todos sus edificios emblemáticos e investigar sobre su origen. Disfrutarás y aprenderás español a partes iguales en tus recorridos por la ciudad, ya que también te permitirán relacionarte con otras personas, practicar el idioma y hacer nuevas amistades.

En Ábaco Instituto Hispánico te asesoraremos si necesitas información práctica para no perderte nada y también sobre nuestra oferta formativa, con profesionales a tu servicio y una dinámica de clases que se adaptará a tu estilo de vida y necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *